Ravioli de queso Comté, huevo a baja temperatura y crema de boletus

En un bol mezclar los huevos con la harina, amasar hasta que ésta absorba todo el huevo. Trabajar la masa hasta que quede lisa y elástica. Reposar tapada con papel film en el frigorífico.

Fundir el queso junto con la nata en un recipiente en la superficie de inducción total a potencia 4. Rellenar los moldes de cubitos y depositar en el congelador.

Limpiar los boletus. Colocar dos en un recipiente cubiertos de aceite de girasol y oliva, con una rama de tomillo y confitar a potencia 4 durante 20 minutos.

Picar el resto de setas junto con los puerros y las patatas y rehogar los boletus con la mantequilla y un poco de aceite de confitar. Una vez blandas, añadir el caldo de ave y cocer unos 30 minutos a potencia 6. Triturar y añadir un poco de crema de leche. Reservar.

Precalentar el horno vapor. Depositar los huevos en una bandeja perforada y cocer a 65°C a 100% de humedad por espacio de 30 minutos.

Estirar la masa con un rodillo o con una máquina de pasta. Cortar cuadrados de 12×12 cm y cocer en agua hirviendo. Enfriar en agua helada.

Formar los raviolis con queso frío. Regenerar en el horno combinado de vapor 5 minutos.

Colocar en un plato hondo junto al boletus confitado y el huevo. Terminar con la crema

Ingredientes

  • 2 huevos.
  • 200 g harina.
  • 200 g queso comté.
  • 50 ml crema de leche.
  • Caldo de ave.
  • Aceite de oliva.
  • Mantequilla.
  • 100 g boletus.
  • 1 puerro.
  • 2 patatas.

Características

  • Comensales: 4
  • Dificultad: Media
  • Tiempo: 50 min.
  • Vegetariano

Utensilios

  • Bol
  • Cuchara
  • Cuchillo
  • Fuente
  • Papel film
  • Taza

Aparatos