un año de cafe con Gaggenau

Enjoy your coffee. Un año de café con Gaggenau

Por la compra de una cafetera automática Gaggenau hasta el 30 de abril de 2019, disfrutará de café durante todo un año.

Gaggenau le da la bienvenida a la cultura del café poniendo a su disposición 4 variedades diferentes de grano, que recibirá cómodamente en su hogar, de manera mensual, durante un año. Con él podrá disfrutar de una experiencia completa a través de los cinco sentidos.

Déjese atraer por la diversidad de sabores y envuélvase en la riqueza de los aromas que ofrece este elixir, al tiempo que descubre la amplia variedad de bebidas que podrá elaborar fácilmente con su nueva cafetera Gaggenau.

Para recibir el lote de café que Gaggenau le regala por haber adquirido recientemente una de sus cafeteras Gaggenau, debe rellenar correctamente el formulario de la promoción “Un año de café con Gaggenau”.

Saboree y experimente la diferencia.

 

El placer de un café personalizado

 Las cafeteras Gaggenau permiten ajustar varios parámetros para saborear el café perfecto al gusto de cada uno.

En cualquiera de los tipos de café que ofrece el aparato, podrá seleccionar la intensidad que desee dentro de las opciones disponibles: desde ‘Muy suave’ hasta ‘Extra fuerte 3’.

Podrá elegir individualmente el volumen de cada una de las bebidas hasta en 5 capacidades diferentes, modificando los tamaños de taza preestablecidos y adecuándolos a los juegos de café de su hogar. Asimismo, tendrá la posibilidad de escoger la relación café-leche que más se ajuste a sus necesidades (mayor cantidad de leche o de café).

Además, podrá regular la temperatura de la bebida adaptándola a su gusto, y escoger entre diferentes temperaturas de agua caliente dependiendo si es para una infusión o para un té.

Esta amplia gama de posibilidades no está reñida con la comodidad y la sencillez: una vez tenga sus bebidas de preferencia es posible registrarlas en el aparato. Defina cuál es su bebida favorita desde un inicio y disfrute de ella siempre que lo desee con tan solo un giro de muñeca, sin preocuparse por configurarla cada vez.