Cocinar sano para comer sano

Son muchas las personas que piensan que para llevar un estilo de vida saludable, o perder ese par de kilitos que parecen sobrar, es necesario buscar una dieta y seguirla estrictamente. Pero en ocasiones, no es obligatorio seguir un menú confeccionado con alimentos sanos y libres de grasas e hidratos de carbono que puede hacernos desistir de nuestro propósito, basta con cambiar la manera de combinarlos y cocinarlos.

Cambiar nuestros hábitos y costumbres a la hora de cocinar ayudará a prevenir posibles problemas de colesterol y futuras enfermedades. De igual modo, consumir alimentos naturales sin aditivos favorecerá el funcionamiento de nuestro organismo.

Además de conocer qué alimentos es preferible comer, el secreto está también en saber cómo consumirlos para que resulten más saludables y poder aprovechar la mayoría de sus nutrientes. Así pues, es aconsejable renunciar a los rebozados, aceites y grasas y a las salsas, excesivamente calóricas.

Cierto es que consumir los alimentos en crudo es la forma más sana de comer, ya que los nutrientes permanecen inalterables y llegan directamente a nuestro organismo. También, hay que tener en cuenta que nuestro sistema digestivo tendrá que trabajar más para digerir, por lo que conviene combinar las cocciones con la ingesta de alimentos crudos.

Frutas, verduras y hortalizas se aprovechan para elaborar ensaladas. Sin embargo, comer carne, pescado o huevos en crudo puede no resultar muy saludable, ya que pueden ser rechazados por el organismo o contener parásitos. Pero, al contrario de lo que puede parecer, esto no significa que no se puedan comer puesto que recetas tan exitosas como el sushi, el carpaccio y steak tartar se consumen previa congelación.

Por otro lado, la forma más saludable de cocinar alimentos es utilizando el horno. Permite preparar los alimentos sin incorporarles grasas extras y manteniendo todas sus propiedades. Incluso los propios jugos que segregan las carnes y pescados potencian su suculento sabor.

El horno combinado de vapor permite utilizar diferentes técnicas culinarias: baja temperatura, asado, grill suave con humedad, papillote… y la posibilidad de introducir en su hogar la cocción al vacío, una de las técnicas más empleadas en la cocina profesional, gracias al nuevo módulo de envasado al vacío Gaggenau. Esta técnica de cocción suave a baja temperatura es la más respetuosa con la materia prima. Además, permite potenciar el sabor sin añadir ni sales ni grasas. Elaboraremos deliciosas recetas de patatas asadas como alternativa sana para reemplazar las patatas fritas.

Otra técnica culinaria que encontramos entre las más saludables es el cocinado a la plancha. Dentro de los hábitos de alimentación saludable, la plancha debe sustituir al modo tradicional de freír.

Ya sean carnes, pescados, un salteado de verduras, setas o marisco… en el Teppan Yaki lo podrá preparar sin preocuparse por el exceso de grasa. Se trata de un método en el que las grasas están limitadas; con la mayoría de alimentos no es necesario utilizar aceite, sólo con algunos de ellos será necesario dos vaporizaciones de aceite en la plancha para prepararlos.

Lo más importante para una dieta saludable es mantener una dieta variada y equilibrada, y conocer los métodos de cocción más adecuados para aprovechar al máximo los nutrientes y vitaminas de los alimentos. De esta manera, ganaremos en salud a través de la alimentación.