Cafeteras

Control automático de la leche

Todos los modelos incluyen una serie de funciones automáticas para el cuidado de la leche. El control del nivel de llenado del depósito de la leche, permite saber cuánta leche queda en el depósito, además de poder utilizar directamente un tetrabrik si se prefiere. Incluye además, una función de aviso para evitar olvidos del depósito dentro de la cafetera.

Depósitos de café

El depósito para café en grano totalmente extraíble de 500 g, permite el uso de diferentes variedades de granos de café. Adquiriendo un accesorio de depósito adicional, podrá realizar el cambio rápido y fácil de los tipos de grano debido a la función de molido en vacío. El café restante en el molinillo se muele y evacúa para dejar el molinillo limpio para el nuevo grano de café.

Un pequeño depósito adicional con capacidad para dos cucharadas de café molido, permite preparar un descafeinado o probar otro tipo de café, sin necesidad de consumir totalmente el depósito de café en grano.

Dispensador de leche

El depósito termoaislado de 0,5 litros para leche permite obtener de forma sencilla una gran variedad de tipos de bebidas gracias a la integración del dispensador de leche en el interior de la cafetera. En un solo paso podremos preparar un delicioso cappuccino, latte macchiato, preparar rápidamente espuma de leche o leche caliente. 

Función de dos tazas (2x)

La función de dos tazas (2x) permite preparar dos bebidas como café, agua, leche caliente, espuma de leche y diferentes preparaciones combinadas de café con leche, al mismo tiempo.

Función Double Shot y Extra fuerte

Función perfecta para los amantes del café extrafuerte ya que permite preparar bebidas con 2 “shots” x 8 gramos de café o 2 “shots” x 10 gramos de café, duplicando así la intensidad del sabor de nuestra bebida.

Conexión a toma de agua y desagüe

Los modelos de cafeteras se presentan con dos variantes, con toma de agua y desagüe y con depósito de agua de 2,4 litros, en las Series 400 y 200.

Funciones automáticas de limpieza y descalcificación

La cafetera tiene un programa de limpieza y descalcificación controlados electrónicamente. Los productos de limpieza y descalcificación necesarios se pueden solicitar al Servicio de Asistencia Técnica.

Molinillo cerámico

Las cafeteras cuentan con un innovador sistema de molido patentado de material cerámico, que consigue una óptima molienda del grano para obtener todo el sabor y aroma del café, además de reducir en gran medida el ruido durante el molido gracias al material cerámico de alta resistencia. Permite seleccionar cuatro escalas de molido, de fino a grueso.

Programa de vaciado

El nuevo programa de vaciado sirve para retirar los residuos de café y prevenir daños causados por heladas o durante el transporte y almacenamiento. Una manera fácil de preparar el aparato para vacaciones o transporte. Al mismo tiempo, todo el sistema de agua se limpia con vapor.

Regulación de la intensidad del café

A la gran variedad de bebidas que se pueden preparar, se une la regulación de la intensidad del café de 8 a 20 gramos consiguiendo así una gran flexibilidad en el sabor deseado para cada una de ellas. Los ajustes se muestran en la pantalla TFT.

Regulación del molido del café

Se pueden regular varios ajustes de molido que varían de muy fino a grueso. Para la mayoría de los granos y tostados, el molido por defecto funciona bien y no hay necesidad de ajustar. En el caso de granos con un tostado muy oscuro (por ejemplo, espresso), elija un ajuste de molido fino. Para granos muy claros (por ejemplo, café) elija un molido grueso.

Sistema Aroma-Brewing

El agua es inyectada a 19 bares de presión en una cámara donde se mezcla con el café recién molido formando un intenso remolino, de forma que se consigue extraer el máximo aroma y sabor del café gracias a la perfecta y homogénea mezcla de éste con el agua.

Sistema de calentamiento

El sistema de calentamiento del agua, que se calienta al pasar a través de un conducto doble a alta temperatura, permite obtener una temperatura constante y óptima de 90 °C a 95 °C que garantiza el aroma perfecto del café, además de reducir los tiempos de espera.