Soufflé dulce

Precalentar el horno de vapor a 100 °C y 100% de humedad.

Pelar los membrillos, quitar los corazones y cortar en rodajas.

Disponer en la bandeja de cocción no perforada. Añadir el vino blanco, el azúcar y partir la vaina de vainilla. Cocer en el horno precalentado durante 15-20 minutos hasta que se ablanden.

Aumentar la temperatura del horno de vapor a 180 °C y reducir la humedad a 30%. Calentar los moldes de cocción en el horno.

Batir conjuntamente la leche y la harina. Añadir el azúcar, la sal y los huevos y batir hasta obtener una mezcla uniforme. Fundir la mantequilla lentamente en una sartén hasta que se dore y añadir a la masa.

Trasladar la masa al molde untado con mantequilla y calentado. Llenar cada uno de los moldes a la mitad, puesto que la masa sube durante el horneado.

Colocar la rejilla en el nivel inferior del horno. Cocer los soufflés durante 30-40 minutos.

Tener cuidado de no abrir la puerta del horno durante este tiempo ya que, en caso contrario, el soufflé se desinflará.

Sacar cuando esté todavía caliente, espolvorear con el azúcar glasé y servir con la compota de membrillo.

CONSEJO:

El azúcar puede sustituirse por parmesano rallado y servir el sabroso soufflé como acompañamiento de un ragú de champiñones o un roast-beef.

Ingredientes

  • Compota de membrillo.

    • 3 membrillos de tamaño mediano.
    • 250 ml de vino blanco.
    • 1 vaina de vainilla.
    • 100 g de azúcar.

    Masa.

    • 250 g de harina sin gluten o harina pura.
    • 500 ml de leche.
    • 1 cucharada de azúcar.
    • 1 pizca de sal.
    • 5 huevos.
    • 75 g de mantequilla clarificada.
    • Mantequilla para los moldes.
    • Azúcar glasé para espolvorear.

Características

  • Comensales: 6
  • Dificultad: Media
  • Tiempo: 45 min.
  • Vegetariano

Utensilios

  • Bol
  • Cuchara
  • Cuchillo
  • Fuente

Aparatos