cafetera-gaggenau-serie-200

El placer de un café personalizado

Tomar café es una costumbre muy arraigada en nuestra cultura culinaria.
Bien sea por la mañana a modo de estimulante, después de comer o a la hora de la merienda, cada persona tiene sus preferencias a la hora de tomar un café dependiendo de su estado de ánimo, la hora del día o la ocasión. Hay momentos en los que preferimos un café con leche mientras que otras simplemente queremos disfrutar de un cremoso café negro. Las nuevas cafeteras automáticas permiten disfrutar del café en casa de una forma profesional y personalizada.

Todos los modelos de cafeteras automáticas de las Series 400 y 200, comparten el mismo diseño purista con líneas rectas e incorporan una innovadora técnica, múltiples funciones para bebidas y un nuevo sistema de iluminación. Ahora es más cómodo preparar un café perfecto gracias a la conexión directa a la toma y a la salida de agua. También hay modelos disponibles con depósito si no es posible la instalación de agua.

La variedad de cafeteras automáticas y sus prestaciones responden la exigencia con el que los amantes del café escogen los granos de café. Por ejemplo, los depósitos de café intercambiables permiten escoger en cada momento la variedad y la intensidad del café que se desee. Con la función de personalización pueden grabarse cómodamente ocho configuraciones personales eligiendo la intensidad del café, la temperatura del agua, la relación entre el café y la leche o el tamaño de la taza.

Todas las funciones automáticas con opción de personalización están concebidas para satisfacer a los más exigentes. El molinillo cerámico no requiere mantenimiento y muele los granos de café sin hacer apenas ruido consiguiendo un polvo uniforme y extremadamente fino. Los aparatos con conexión directa a la toma y salida de agua permiten preparar el café con agua fresca de forma automática. El control automático con alerta en caso de falta de leche, de granos de café y, en los aparatos con depósito de agua, de agua, hacen que tomar un café sea un auténtico placer.

La reposición de agua y de café puede hacerse de forma cómoda y silenciosa gracias a la apertura lateral de la puerta que ofrece un mejor acceso al aparato. El sistema de apertura automática de puerta de la Serie 400 y el sistema de cierre amortiguado de puerta de la Serie 200 son dos ventajas más. Todos los modelos están dotados de un programa de vaciado para cuando la máquina no vaya a utilizarse durante una temporada. Las distintas funciones, como las de aclarado automático, de descalcificación y de limpieza con vapor, hacen que el manejo sea extremadamente fácil dejando más tiempo libre para disfrutar con tranquilidad del café.

Todos los modelos ya están disponibles.